15 de junio de 2018

CAPITULO 1
El negativismo no es ni será nunca una bandera para Venezuela Igualitaria, siempre nos hemos caracterizado por el optimismo cómo abordamos el trabajo, así como por cuestionarlo todo: conceptos, posiciones, estándares.

Entonces cuando cuestionamos el uso de la palabra ORGULLO para conmemorar los disturbios de Stonewall, no nos apropiamos del sentido litaral de los diccionarios que la definen como exceso de autoestima, soberbia, vanidad y cuyo antónimo es HUMILDAD, sino que nos apropiamos de su significancia política de SATISFACCIÓN, SENTIMIENTO DE DIGNIDAD y DE RESPETO.

Cuando nos preguntan ¿por qué el Orgullo LGBTI?, ¿Hay razones para sentirlo?, encontramos un sesgo negativista, que inmoviliza, poco aporta, pero que podemos transformar y usar de trampolín o motor y respondemos:

Claro que sí!

Debemos sentirnos orgulloses no por ser gay, lesbiana, transexual, transgénere, bisexual o intersexual, tampoco medir el nivel de Orgullo partiendo de si se han alcanzado logros medibles, tangibles, de gran impacto como leyes que nos incluyen o especialmente la Sentencia 1187/2016 de la Sala Constitucional del TSJ que no solo garantiza la doble maternidad y paternidad sino que abre las puertas a leyes de fertilización asistida, a la adopción sin discriminación y el matrimonio igualitario a partir de que amplifica el Artículo 75 de la CRBV reivindicando iguales derechos a las familias homoparentales frente a las familias tradicionales.

También debemos reconocer, visibilizar y nunca olvidar los pequeños logros alcanzados por las batallas de hombres y mujeres que ya no están con nosotres pero que abrieron nuestros caminos para andarlos con un poco menos de culpa, de miedo y de vergüenza. ¿Qué pasa con ese amor que nos dieron y que trascienden su muerte convirtiéndose en semillas?

¿Qué pasa con el amor que ponemos en nuestra tarea de reivindicar la dignidad de quienes han caido, de quienes están cayendo, de quienes están por caer y de quienes nacerán con la posibilidad de caer?

Debemos sentirnos orgulloses por haber resistido y seguirnos resistiendo al odio, a la apatía, la violencia. Por resistirnos a sobrevivir a la opresión de un sistema cuyo germen vemos plasmado en derechas e izquierdas.

Debemos sentirnos orgulloses por haber resistido y seguirnos resistiendo a vivir despojados de la dignidad con la que nacimos, que es nuestra, que no es del Estado ni del Gobierno ni del Partido, y que no debe ser condicionada por imposturas como a quien amas, cómo usas tus genitales o modificas tu cuerpo, cómo vistes o te expresas.

CAPITULO 2
El miedo, la culpa y la vergüenza no han sido superadas porque veamos en las ciudades a jóvenes parejas LGBTI en colegios o calles tomados de la mano o besándose. Pues ni el empoderamiento de tus derechos te libera de algo que han inseminado en nuestros genes. Eso sería reduccionista, generalizar. ¿Qué pasa en nuestros pueblos? ¿Qué pasa con el miedo, la culpa o la vergüenza que sufren nuestros familiares y amistades? Y que sigue siendo cultivada ingeniosamente como instrumento controlador del sistema a través de los medios de comunicación, o a través de la inacción de quienes toman decisiones.

¿A caso las mujeres, cuya lucha es histórica y que han logrado visibilizar su vulnerabilidad y vencer obstáculos legislativos importantes han dejado de sentir miedo de la sociedad patriarcal, machista y sexista porque hayan mujeres presidentas, diputadas, empresarias y exitosas? Por otro lado, cuando invisibilizamos por ejemplo a personas bisexuales, a la población poliamorosa en espacios donde se pretende reivindicar la diversidad sexual ¿no es parte de ese juego de opresión?

Sentir Orgullo no significa dejar de sentir miedo, sentir orgullo no significa dejar de sentir culpa o vergüenza de que la gente más común, más repetida en la sociedad sepa que somos una lista larga de categorías, de etiquetas que políticamente debemos hacer visibles asumiendo con enfática claridad que lo que no se ve no existe. Sentir orgullo es no disfrazarnos bajo eufemismos como “somos de ambiente” o “sexodiversos” ni “de la diversidad sexual” para no nombrar esa larga lista, y ocultar que somos homosexuales, gays, lesbianas, bisexuales, transgéneres, transexuales. Sintámoslo con la seguridad que algún día solo importará ser personas, pero solo cuando realmente hayamos vencido la culpa, el miedo y la vergüenza y tengamos más razones para sentirnos orgulloses.

CAPITULO 3
A sabiendas que cada una de esas categorías políticas tiene sus propias demandas, es preciso entender que Juntos somos más y que este eslogan que apuesta a la unión no desconoce esas diferencias sino que destaca que todas confluyen en un origen: el control de nuestros cuerpos y mentes. Mas aun si consideramos cómo se vinculan nuestras luchas al hablar de discriminación múltiple (mujer, lesbiana, con sobre peso, negra, pobre, con tatuajes, adolescente…).

Así que los discursos separatistas que plantean que las causas de las lesbianas no pueden ser abordadas por varones gays por ejemplo, no ayudan, porque sería desconocer que los avances reivindicativos históricos han sido gracias a la concientización y solidarización de nuestros opuestos.

¿Cómo deconstruir prejuicios entre gays y lesbianas o entre homosexuales y transexuales, entre homosexuales y bisexuales, sino conocemos, sino nos presentan para sensibilizamos con sus demandas y asumirlas nuestras?

Sintámonos orgullosos de que tenemos la oportunidad de hablarnos y decirnos todo esto para seguir creciendo y libertando nuestras ciudadanías y humanidades, pues que nos estemos entregando a esta difícil tarea de salvar vidas, sin intereses personalísimos, es más que una razón para sentir orgullo!.
Publicado por Venezuela Igualitaria El 15 de junio de 2018 Sin comentarios Leer todo

12 de junio de 2018

SCORA Venezuela en conjunto con AC Venezuela Igualitaria traemos para ustedes alusivo al mes del #Orgullo🏳‍🌈, "Cartas para un amigo📝" espacio que abrimos para contar nuestras historias, cómo ha sido la experiencia siendo LGBTIQ+🌈💕, cómo fue salir del clóset🗣, y cómo hemos cambiado, intentando vivir a plenitud nuestra sexualidad en un ambiente que aún señala a quien es diferente, mostrando la resiliencia que caracteriza a la comunidad.

Es muy sencillo, solo tienes que enviarnos un correo electrónico📩a la dirección scora@fevesocem.org con tu anécdota📃, consejos y vivencias como LGTBTQ+📌y algún mensaje que quieras dejar en general💖. Pueden incluir alguna foto de ustedes si así lo desean.

Los mensajes serán publicados en el primer LGTBI+ Booklet de Venezuela😱🌈, contaremos la historia del movimiento en el país entero.

¿Te quedarás por fuera de este momento histórico?

#LoveIsLove 🏳‍🌈
#LoveWins 🏳‍🌈
#Pride 🏳‍🌈
Publicado por Venezuela Igualitaria El 12 de junio de 2018 Sin comentarios Leer todo

9 de junio de 2018

El pasado miércoles 6 de junio de 2018, Ketch La Rosa León y su pareja Gabriela Tovar Flores, residentes de la ciudad de Caracas y asiduas visitantes de la Discoteca de la Tasca La Asunción ubicada en la calle Villaflor de Sabana Grande, donde generalmente practican sus lecciones de salsa casino los días miércoles y domingo, sufrieron de un acto discriminatorio.
De acuerdo a lo narrado por Ketch, luego de permanecer largo rato en esos espacios, incluso estar consumiendo, decide salir a fumar un cigarrillo y cuando intenta reingresar a la Disco, donde estaban sus pertenencias y su pareja esperándole, el vigilante la detiene con su mano indicándole que el sitio “no es de ambiente” y que “los clientes se molestan”, lo cual no había ocurrido nunca antes en su caso, ya que la mayoría de los clientes que asisten son bailarines de academia, y ante la insistencia del mismo, solo pudo enviar a un amigo a recoger sus cosas y avisarle a Gabriela que debían irse, con el amargo sentimiento de haber sido señaladas y excluidas.
Ketch aclara, que a pesar de saber que los gestos de amor en público tampoco son motivo para discriminarles y expulsarlas de un local siempre que los mismos no excedan los límites que deben respetar toda pareja, y no solo las homosexuales, ellas no estaban de ningún modo demostrando sus afectos públicamente.
En el Municipio Libertador existe un Decreto emitido el 17 de mayo de 2016 por el Gobierno de Distrito Capital identificado con el número 006, que prohíbe con sanciones los actos discriminatorios por motivos de Orientación Sexual, Identidad de Género y Expresión de Genero, decreto que instó a colocar carteles en los establecimientos públicos y privados del municipio, el cual está colocado en la entrada del local en cuestión, sin que esto haya podido ser argumento en defensa de las agraviadas para que no se les discriminara y se les permitiera permanecer en el local. Adicionalmente el pasado 1 de junio la Alcaldesa Erika Farías ha declarado cada mes de Junio Mes de la Rebeldía de la Diversidad Sexual en un acto solemne en el Consejo Municipal Libertador, creando la Oficina de Atención a la Diversidad, por lo que hacemos un llamado a la recién creada Oficina a que nos apoyen en un encuentro con la gerencia del local comercial el próximo miércoles 13 de junio, y asimismo invitamos a las organizaciones, movimientos LGBTI e individualidades para que nos acompañen ese día desde las 6 de la tarde en las afueras del local, con amor y con nuestras banderas como símbolo de respeto y dignidad.
Publicado por Venezuela Igualitaria El 9 de junio de 2018 Sin comentarios Leer todo

Ayer 8 de junio desde las 2:30pm de la tarde se llevó a cabo el Taller de Diversidad Sexual y Discriminación en la Sede de Acción Solidaria, a petición de uno de sus miembros, organización que trabaja por los derechos de las personas que viven con VIH/Sida y que está ubicada en el Recreo-Caracas.

El taller dirigido a aproximadamente 15 activistas de dicha organización entre las que se encontraban personas trans, heterosexuales y homosexuales, fue conducido por Rosy Echezuría, Maru Valerio y Alejandro Pacheco estudiantes de Psicología de la UCV y miembros activos de nuestra organización.

El taller de formato experiencial se enfocó en la terminología apropiada para referirse a las personas LGBTI, la discriminación y los avances legales en la materia en Venezuela, y estuvo fundamentado en dinámicas que contribuyeron a que las personas desde su cotidianidad se enfrentaran a estos conceptos y a las formas de estereotipación y estigmatización, en la búsqueda de observar como desde nuestras ciudadanías podemos tener una repercusión política.

Las impresiones del grupo fueron bastantes positivas, permitiéndoles ser más críticas ante el hecho discriminatorio hacia las personas basados en sus diferencias.

En el contexto del taller tuvimos la oportunidad de conocer la labor que lleva Acción Solidaria.

Publicado por Venezuela Igualitaria El Sin comentarios Leer todo
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram

Publicidad