20 de mayo de 2016

La celebración del 17 de mayo -Día Internacional contra la Homofobia,Transfobia y Bifobia- es una reivindicación de los tratos injustos que sufrió la comunidad LGBTI -Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales- desde 1700 hasta 1990, donde la sociedad liquidaba al individuo diferente que amaba y sentía distinto, usando tratamientos “científicos”, penalización o incluso muerte.

Consultando al azar sobre los derechos LGBTI, una de las primeras trabas parte del fundamentalismo religioso. 78 naciones penalizan la sexo-género-diversidad con cárcel o muerte con la justificación del acto sexual reproductivo, una supuesta anormalidad de la conducta o incluso índole antinatural. Pero ignoran que la esencia del ser humano es expresarse y saberse digno, que diariamente tratamos con personas LGBTI que podrían ser nuestros doctores, docentes o familiares.

“No nacerán más personas porque todos serán gays” es una de las frases más incoherentes que he escuchado. Sí, vemos más gays y trans en las calles, pero es sólo porque en el pasado las personas mantenían oculta su identidad, ocasionando que hoy muchos vivan una opresión enorme. Y una de las formas de atacar la invisibilidad de quienes viven con temor y vergüenza, es promoviendo el matrimonio civil igualitario, la reasignación de identidad de género y otras exigencias jurídicas relacionadas.

La frase “hay cosas más importantes que hacer” se ha escuchado desde que las organizaciones pro derechos LGBTI iniciaron la lucha reivindicativa. Coincido al pensar que la prioridad de hoy debe ser lo económico, pero no debe darse la espalda a los DDHH porque implican una mejora social. Por ejemplo, el turismo en Argentina alzó sus ingresos al aprobar las uniones civiles, y muchas agencias permiten que los venezolanos viajen para casarse. Europa llamó “mercado rosa” a este tipo de ofertas económicas y los países suramericanos que han reconocido derechos LGBTI se involucran activamente con este target.

No nos quedamos atrás, la AN declaró el 17 de mayo dando respuesta a una solicitud del 2008 por la A.C. Venezuela Diversa, y se abrió el camino para el Matrimonio Igualitario gracias a la admisión de nulidad del Art. 44 del Código Civil por la A.C. Venezuela Igualitaria. Durante este mes, algunas ciudades verán marchar a la comunidad LGBTI en sus calles, mientras que en Coro muchos evaden el tema con un silencio incómodo -a nadie le gusta identificarse como homofóbico-. Además, en julio se celebrará la Expo por la Diversidad Sexual Falcón en el Museo de Arte Coro, y si la comunidad LGBTI de Falcón se asomase un poquito fuera del clóset, podríamos contar con muchas labores que sean un reflejo de valentía y decisión. Queda de parte de cada quien educarse sobre el tema, ponerse del lado correcto de la Historia y tomar acción.


Por: Jair Gauna  V-20679038 jgauna92@gmail.com 0424-6995398
Publicado por Venezuela Igualitaria El 20 de mayo de 2016 Sin comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram