14 de diciembre de 2012

Pues sí, la homofobia (LGBTFobia) no vive solamente a personas heterosexuales, también en mayor o menor medida la viven las personas homosexuales (LGBTI). ¿Alguna vez han pensado algo cómo?: “Yo soy gay pero soy serio”, “¡qué horrible! casi se besan en público”,  “Yo soy femenina, a mí no se me nota” o “Ese muchacho es lindo, pero es muy fuerte” entonces ustedes pueden tener algún grado de homofobia internalizada.
En general, todas las personas somos educadas bajo un estándar héteronormativo. Que inicia desde nuestros padres, madres o familia pasando por nuestros maestros en la escuela, el cine, el teatro, los cuentos infantiles y hasta la televisión, todo absolutamente todo, está hecho para educar solamente a personas heterosexuales.
La homofobia internalizada (endohomofobia o endoLGBTIFobia) puede ir desde una simple auto descalificación, descalificación a otras personas y hasta inclusive agresión física hacia otros homosexuales (personas LGBTI).
Las personas homosexuales, bisexuales y transgéneros, transexuales e intersexuales hemos tenido que aprender acerca de nuestra sexualidad en la calle, por nuestros propios medios, ya que nadie sabe cómo hablar de este tema, ni siquiera las personas más allegadas (nuestra familia).
Si hablamos de ejemplos a seguir, pues estamos en una peor desventaja: ¿Cuáles son las figuras de personajes gays que hemos visto desde temprana edad? Solamente esas imágenes grotescas de homosexuales de los cuales todos se burlan en los programas de humor de TV. Lo peor de todo, es que son básicamente los únicos ejemplos con los que contamos a nuestro alrededor.
Es fácil imaginar que con todos los estigmas, falta de referencias positivas y la falta de educación formal, nos encontremos en una sociedad homofóbica, transfóbica y bifóbica donde incluso un sector de las personas LGBTI se auto discriminan entre sí.
Tenemos que reflexionar profundamente. Somos seres humanos tan imperfectos como las personas heterosexuales con las mismas capacidades de amar, trabajar, educar, querer, criar, etc.
Tenemos los mismos derechos a expresar nuestra personalidad libremente, expresar nuestro afecto, inclusive a tener nuestras familias y protegerlas mediante el matrimonio civil, nuestra constitución lo garantiza. Solamente falta convertir esos derechos en ley y pare eso tenemos que trabajar como una sola fuerza.
¡Únete a la causa!, ¡Siente orgullo de quién eres! #Exprésateafavor y síguenos en Twitter: @ve_igualdad
Publicado por Venezuela Igualitaria El 14 de diciembre de 2012 Sin comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram